A través de su revista “Mirada Política”, la Fundación Jaime Guzmán critica la “falta de capacidad de gestión” del gobierno de la Presidente Michelle Bachelet frente a los incendios forestales que afectan al país. Esto, debido a “la falta de voluntad por impulsar modificaciones legales, como en aceptar la responsabilidad de que hubo negligencia, así como también en las constantes excusas que alegan que detrás de las críticas existe una intencionalidad política”.

FOTO:CRISTOBAL ESCOBAR/AGENCIAUNO

Desde la fundación ligada a la UDI, destacan que “el Gobierno se demoró poco en solicitar ayuda internacional, cuestión que, sin embargo, permite suponer que el ejecutivo estaba al tanto de lo complejo que iba a ser la situación”. Sin embargo, aseguran que esto también deja ver la “debilidad institucional para responder ante estas catástrofes“, pues según consignan “en la actualidad prácticamente todo el personal que trabaja en el combate contra el incendio son particulares, bomberos y privados”.

El centro de estudios criticó la demora del Ejecutivo en decretar Estado de Catástrofe “teniendo presente que ya al 13 de enero existía una situación que amenazaba con salirse de control”.

RECHAZO A LA INICIATIVA PRIVADA

Por otro lado, critican la demora en aceptar la donación de la chilena radicada en Estado Unidos, Lucy Ana Avilés, en donde en un principio hubo reparos por parte de Conaf de aceptar la llegada del Super Tanker.

FOTO:XINHUA/AGENCIAUNO

Según el gremialismo “esto deja en evidencia el desprecio al aporte que pueden llevar a cabo los privados”.

Asimismo, explican que “cuando los recursos humanos y materiales con los que cuenta el Estado fracasan, y ante esa realidad existen privados dispuestos a colaborar con sus propios recursos (aplicación de la Subsidiariedad) indican que el Estado debiese apoyar y fomentar esa labor. Sin embargo, este Gobierno sólo permite su propia gestión y desestima todo lo que pertenece a lo privado, aun cuando el Estado esté fallando o siendo negligente, cuestión que evidencia su desconfianza ideológica hacia el valor político de sociedad civil”.

INTENCIONALIDAD DE LOS INCENDIOS

La institución que busca preservar el legado del senador Jaime Guzmán asegura que “el punto de mayor gravedad en toda esta catástrofe son los indicios que apuntarían a que gran parte de los focos de incendios son intencionales, y que habría grupos organizados tendientes a socavar la labor de bomberos”.

Además, critica que mientras “la propia Presidenta Bachelet aseguró que algunos de los incendios sí serían intencionales y que sobre eso tenía seguridad”. “el Subsecretario Aleuy le baje el perfil a la situación, asegurando que no hay un patrón que nos pueda llevar a sacar conclusiones”, a propósito de la organización que habría para iniciar estos incendios.

FOTO:MARIO DAVILA/AGENCIAUNO

Desde Capullo además, cuestionan que se haya descartado de plano el Estado de Sitio, “particularmente cuando están siendo atacados brigadistas, bomberos, y se han detenido a 43 personas por iniciar incendios”.

“Es al menos cuestionable el hecho de que el Gobierno renuncie de inmediato a una herramienta constitucional para luchar contra este desastre de modo similar a cuando la presidenta anunció que no aplicaría ley anti terrorista, por no ser necesaria”, declaran.

“Es lamentable para el país que siga habiendo un complejo en la izquierda chilena —que hoy gobierna— para autorizar la presencia de las FF.AA. o derechamente el uso de la fuerza, aunque esta sea necesaria, como fue en el caso del terremoto del 2010, como sigue siendo en la Araucanía, y como también podría ser necesaria ahora”, sentencian.

Nota por Diego Jofré vía El demócrata

Revisa acá la revista Mirada Política.