Ningún conglomerado político es capaz de reunir suficiente respaldo ciudadano como para ganar, exclusivamente, con los votos de su sector, teniendo que buscar, de forma obligada, un electorado más amplio para el balotaje presidencial.

Revisa esta edición de Mirada Política aquí.